Somos seres sexuales cuando nos tocamos, besamos y abrazamos. El sentirse bien sexualmente y tener aquella satisfacción con la pareja es fundamental para que funcione la relación, y no sentirnos satisfechos en ese aspecto afecta nuestra percepción del otro.

SEXULIDAD6