No es difícil tener técnicas infalibles cuando tienes diferentes parejas sexuales, lo difícil es mantener una vida sexual creativa con la misma persona y por años.

 Aquí una ayudita:

1.- Sáquense la ropa de a poco, volver a estar desnudos con una luz tenue, besos y caricias es algo que realmente estimula muchas zonas de placer de tu cuerpo, sobre todo la vista!

Los gemidos durante la previa y el acto sexual mismo siempre son el ingrediente perfecto para el placer extremo.

2.- Expresarse! Pide lo que te prenda sexualmente, con un tono sexy, propositivo y siempre positivamente. Las palabras “hot” siempre son bienvenidas cuando son bien dichas (eso depende de la confianza y del conocimiento que tengo de la otra persona). Los gemidos durante la previa y el acto sexual mismo siempre son el ingrediente perfecto para el placer extremo.

3.- Ver películas eróticas. No vayan directamente a la pornografía ya que la mayoría de las mujeres no tienen una muy buena respuesta con ésta. Sin embargo una película erótica menos explícita trae resultados para ambos lados. Recordar que la sexualidad de los hombres no se vive igual que las mujeres, por lo tanto no pretendamos que los mismos estímulos tengan el mismo efecto en ambos sexos.

4.- Lecturas eróticas! Con tanto libro hot que hay ahora es ideal que las partes más estimulantes del libro se las lean entre ustedes para así ir generando un ambiente erótico cargado de imaginación y contextos atractivos.

Piensa que tenemos 5 sentidos para jugar, tratemos de usarlos todos!

5.- Masajes Sexy’s! Usar los sentidos en un encuentro de pareja es lejos lo más estimulante y sensual de todo. Piensa que tenemos 5 sentidos para jugar, tratemos de usarlos todos! Un masaje con un aceite con rico aroma y hasta comestible nos permite mirar, tocar, oler, saborear y escuchar el placer que le estás provocando!

4 ¿Te animas con una nueva técnica sexual? Conoce el Tickling

El sexo y la risa son factores claves de la salud humana. ¿Cómo unirlos para estimular el pacer? Esta nueva técnica busca que a través de cosquillas eróticas, vayas encaminando el proceso hacia la explosión de placer!

Lo interesantes es que más allá de lo puramente sexual, todo esto tiene una justificación científica. Las cosquillas producen risa, lo que -a su vez- genera endorfinas (la “hormona de la felicidad”) y estimula las áreas del cerebro que se vinculan al goce y el deseo. Por lo mismo, incluir esta práctica en el juego previo se convierte en una excelente técnica para prenderse en la cama! 

¿Cómo hacerlo? 

Que cada uno descubra su propio “punto débil”.

Lo entretenido de ésta técnica es que todas las áreas del cuepro pueden convertirse en una zona erógena sensible, desde la punta de la cabeza a la punta de los pies. Y lo más importante: que cada uno descubra su propio “punto débil”, algo que también puede ser una parte esencial del juego.

Pueden ser más clásicos y usar sus dedos para hacer estas sexy’s consquilas, más sutiles usando sólo las yemas de los dedos o incluso más creativos y atrevidos y usar plumas para acariciarse!

FOTO FB