A menudo sucede, que por diversas circunstancias de la vida, ya sea por un fin de una relación, separación, viudez, viajes, enfermedad o por no encontrar a la persona indicada, la vida sexual en pareja, de una mujer se detiene.

Muchas de mis pacientes me preguntan atemorizadas, “si se les habrá atrofiado o cerrado la vagina” y  otros prejuicios se les podrían haber  generado en esta etapa de pausa o abstinencia sexual.

En todo ese período, conoció varios hombres, pero con ninguno de ellos  tuvo relaciones sexuales.

Patricia, quien es soltera, tiene 31 años, sin hijos, inicio su vida sexual a los 21 años, tuvo relaciones duraderas, con 3 parejas. Hace 2 años que se terminó su última relación y decidió irse al extranjero a hacer un Master. En todo ese período, conoció varios hombres, pero con ninguno de ellos  tuvo relaciones sexuales.

Llegó a Centro Miintimidad asustada y angustiada, pues conoció a un hombre que le encanta y no sabía que problemas podría tener después de 2 años de pausa sexual. Después de  examinarla, le explique que sus músculos vaginales estaban un poco tensos, pero con unas pocas sesiones de ejercicios vaginales específicos y masaje miofascial intravaginal, quedará excelente, lo que la tranquilizó y alegró mucho.

Después de 4  sesiones quedó lista, segura y animada para iniciar su nuevo romance y retomar la vida sexual.

Le aconsejé además usar un lubricante vaginal, darse todo el tiempo del mundo para el juego previo y no permitir que sus pensamientos la distraigan del momento que vivirá con su pareja y lo más importante era comunicarle a él sus temores y mantener una comunicación abierta con el tema. Unos días después me llamó para agradecerme y contarme que salió todo perfecto y que estaba muy feliz.

A menudo las mujeres que  atraviesan una situación así, empiezan a cuestionarse si serán capaces de retomar su vida sexual sin consecuencias.

Es posible que otras mujeres necesiten más tiempo en el juego sexual

Se preguntarán entonces ¿Cuáles son los cambios que se pueden producir después de un período de abstinencia sexual voluntaria o involuntaria?

La vagina es una cavidad virtual, hueca, elástica, que en reposo está plegada y durante la excitación, coito y parto se distiende.

Si durante un período de tiempo esta permanece plegada, no significa que se atrofiará ni cerrará, por lo tanto.

–       No tiene porque producirse atrofia ni cierre de la vagina, por no tener relaciones sexuales por un período de tiempo

–     Es posible que otras mujeres necesiten más tiempo en el juego sexual, para mejorar la excitación y todos los cambios fisiológicos, que se producen en el área genital.

–    Otro factor importante pudiera ser la disminución de la lubricación natural, por tener pensamientos negativos, que la desconecten del momento actual, disminuyendo la excitación y la respuesta sexual.

–       Con la edad y la falta de hormonas, en especial el Estrógeno, se van produciendo cambios a nivel genital, como atrofia, falta de elasticidad de los tejidos, falta de lubricación, debilidad en los músculos del suelo pelviano y vagina.

–       Todos estos factores pueden incrementarse con un largo período de pausa sexual.

–       Las hormonas sexuales podrían disminuir por falta de práctica erótica, provocando un deseo sexual hipoactivo.

–       Algunas mujeres se sienten muy inseguras y nerviosas, frente al reinicio de la vida sexual.

–       Otras piensan que serán incapaces de disfrutar y llegar al orgasmo.

–       En algunos casos donde esta pausa sexual es involuntaria, se produce frustración, mal genio, depresión y ansiedad.

Es aconsejable chequearse por un especialista después de un largo período de abstinencia sexual, seguir todas las indicaciones y disfrutar con responsabilidad y sin temor.

Odette Freundlich
Directora de Centro Miintimidad
Kinesióloga Especialista en Rehabilitación Pelviperineal y Sexualidad

PSinSexoFB


contacto@miintimidad.cl
www.miintimidad.cl
www.vaginismo.cl