El amor es, por definición, un conjunto de sentimientos que unen a una persona con otra, o bien es entendido como un concepto universal relativo a la afinidad entre seres. Varias han sido y son las definiciones que se le han dado al amor, e infinita las formas en que cada uno se lo explica a sí mismo o al ser amado, pero lo que NO incluye ninguna definición es la exclusión o excepción de sentir amor por la condición económica, social, educacional, NI SIQUIERA SEXUAL DE LA PERSONA, bien lo saben las grandes historias de amor y ahora Irlanda se ha convertido en un ejemplo de que por AMOR todo es posible.

Irlanda se convierte en el primer país del mundo que aprueba por medio de votación popular el matrimonio de personas del mismo sexo.

Mayo fue el mes de la no-discriminación tanto en Chile como en otros países del mundo. En Chile, el pasado 16 de mayo se marchó desde Plaza Italia hacia Moneda por los derechos de las personas con distinta orientación sexual, así mismo Irlanda quiso unirse a esta campaña de aceptación, pero diez pasos más adelante que nuestro país, ya que el pasado 23 de mayo se aprobó en plebicito y por una amplia mayoría el matrimonio igualitario, lo cual trajo con ello desde amplias sonrisas hasta lágrimas de felicidad y emoción por lo alcanzado.

Con esto, Irlanda se convierte en el primer país del mundo que aprueba por medio de votación popular el matrimonio de personas del mismo sexo; el SÍ supero ampliamente al NO con un 67% por sobre un 37%, un gran salto para un país fuertemente católico en donde la homosexualidad fue ilegal con penas de cárcel hasta 1993.

ireland-gay-marriage-52415-1

Dos motivos convierten el caso irlandés en especial. El primero es que aquí son los ciudadanos con sus votos quienes deciden sobre el tema, dado que la Constitución del país sólo se puede modificar por referéndum.

El segundo motivo es de carácter histórico, pues Irlanda ha sido un país en el que hasta hace poco la Iglesia Católica tenía un importante peso en la política, siendo uno de los últimos del mundo occidental en que la homosexualidad constituía un delito castigado con penas de cárcel. No fue hasta 1993 que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos declaró ilegal esta legislación heredada de la vecina Inglaterra.

El amor no debe negarse a nadie; pues si existe la posibilidad de ser feliz y ser pareja con el “amor de tu vida”, eres totalmente libre de ello.

El amor, como ya se mencionó, es un concepto universal que refiere afinidad entre dos personas, se relaciona con un sentimiento poderoso y libre, como varias veces se ha dicho en las más cursi de las películas de Disney hasta en los más profundos tratados filosóficos, la fuerza más poderosa de la tierra, no debe negarse a nadie; pues si existe la posibilidad de ser feliz y ser pareja con el “amor de tu vida”, eres totalmente libre de ello, el amor está cambiando la forma de pensar de muchos, está rompiendo barreras y creencias absurdas y como bien decía Shakespeare: “Se puede hacer mucho con el odio, pero más aún con el amor”.

Angélica Aguilera, psicóloga, Funcación eNpareja

Ireland_Gay_Marriage_Bowd