El amor y las relaciones de pareja son temas que nos tocan a todos, y sin duda son parte importante de la vida de cualquier persona, es por eso que muchos han dedicado sus vidas a estudiar sobre este fenómeno del Amor. Aquí te mostramos, brevemente, algunas interesantes conclusiones para que reflexiones eNpareja.

Enamorarse toma un quinto de segundo: esto es lo que demoran para que la euforia comience a actuar en el cerebro cuando miras a esa persona especial, los estudios señalan que 12 áreas del cerebro están involucradas en esta acción, liberando neurotransmisores tales como oxitocina, dopamina, adrenalina y vasopresina, entre otros.

Mapa cerebral del amor y el deseo: Al buscar diferencias y similitudes entre el amor y el deseo los descubrimientos mostraron que en ambos se activan áreas del cerebro involucradas con emociones, motivación y pensamientos de alto nivel, es decir, el deseo sexual es más que sólo una “emoción básica” ya que requiere de una motivación y pensamientos más avanzados.

Besar nos ayuda a decidir: existen estudios que demuestran que el besar ayuda a la gente a decidir a la pareja y quedarse con ella. Pero besarse no es importante sólo al comienzo de la relación, también tiene protagonismo a lo largo de ella. Investigadores revelaron que existe una correlación positiva entre la cantidad de besos que se daban las parejas que llevaban mucho tiempo juntas y la calidad de su relación.

Investigadores revelaron que existe una correlación positiva entre la cantidad de besos que se daban las parejas que llevaban mucho tiempo juntas y la calidad de su relación.

Las parejas se ven más parecidas luego de 25 años de estar juntas: ¡así es! Luego de esta cantidad de años, los rasgos faciales se hacen más parecidos, esto sería por la dieta, ambiente, la personalidad o incluso como resultado de empatizar con tu pareja a través de los años.

Las relaciones a distancia pueden funcionar: los factores que ayudan a que esta relación se mantenga son: que se confían información íntima y que tienen una visión más idealizada del otro al no verse. Con esto, los niveles de satisfacción con la relación de las personas que mantienen una relación a distancia, suelen ser similares a los de aquellos que están cerca.

Cuatro cosas que matan una relación: Gottman al analizar relaciones tanto “buenas” como “malas”, descubrió que existen 4 cosas que destruyen una relación, estas son: Critica constante; insistentes expresiones de desprecio como el sarcasmo; ser defensivo y cerrado todo el tiempo, y cuando la comunicación se apaga casi por completo.

Los matrimonios modernos demandan realización personal: Todo va cambiando con el tiempo, incluso lo que se espera de una relación de pareja y del matrimonio, los estudios revelan que las personas esperan que este vículo sea un viaje hacia la realización personal y la auto-actualización. El autor del estudio, Eli Finkel, explica: “En general, si quieres que tu matrimonio te ayude a alcanzar la auto-expresión y el desarrollo personal es crucial que inviertas tiempo y energía suficientes en la relación. Si sabes que el tiempo y la energía no están disponibles, entonces tiene sentido ajustar tus expectativas de acuerdo a esto para minimizar la decepción.”

Las tasas de divorcio se redujeron a la mitad al mirar películas sobre relaciones y analizarlas en conjunto luego.

Un ejercicio simple para salvar el matrimonio: un estudio mostró que las tasas de divorcio se redujeron a la mitad al mirar películas sobre relaciones y analizarlas en conjunto luego. Ronald Rogee, el autor principal del estudio, indicó: “Los resultados sugieren que los esposos y las esposas tienen un muy buen sentido de lo que podrían estar haciendo bien y mal en sus relaciones. En consecuencia, puede que no necesites enseñarle muchas habilidades para cortar las tasas de divorcio. Tal vez solo necesites que piensen sobre cómo se están comportando en la actualidad.”

La relación post separación: las relaciones no siempre terminan una vez que las personas se separan, sobre todo cuando hay niños. Un estudio mostró que podría terminar de cinco formas:

  • Dúos disueltos, donde generalmente es el padre el que desaparece.
  • Amigos perfectos, es decir que los padres continúan siendo mejores amigos.
  • Colegas cooperadores, que es cuando las parejas se mudan pero siguen en buenos términos entre ellos.
  • Asociados furiosos, que son aquellos que continúan peleando luego de la separación.
  • Enemigos a muerte, donde los niños se convierten en rehenes en las peleas y usualmente sufren como resultado de esto.

Son las pequeñas cosas: y el último estudio que queremos compartir trata sobre las pequeñas cosas dentro de una relación y cómo pueden hacer una diferencia. Llevarle una taza de té a la cama a tu pareja, sacar la basura o decirles que se ven bien podrían hacer más que una caja de chocolates o un ramo de flores. No hay que complicarse mucho para mejorar la relación, cada simple detalle puede ayudar un montón.

Fuente aquí