En muchas ocasiones nos encontramos con la frase “para una relación de pareja sana, es importante comunicarse de manera adecuada”, y aunque ambas partes de la pareja escuchen la misma frase, cada uno la entenderá de manera distinta.

Alguna parejas pensarán que hablan lo suficiente y otras no tanto, pero más allá de la cantidad de veces que se hable con la pareja, es importante el qué y cómo se dice lo que se quieren expresar. ¿Cuáles son los errores que más repetimos en nuestra comunicación?

La mayoría de estos errores tienen que ver con la manera en que se expresan, generalmente dejamos que cada “queja” o “molestia” que tenemos en la relación salga a la luz en momentos inapropiados, como por ejemplo en una discusión. En esta caemos en el juego de imponer nuestros propios pensamientos sin dejar lugar a lo que el otro me está diciendo, no nos interesamos en sus puntos de vista y no dejamos que se exprese, con esto queda un vacío en la conversación, ya que se tiene claro lo que piensa uno pero la otra parte sigue sin verse.

Estos errores pueden debilitar la relación de pareja, en muchos casos terminando  en la ruptura de esta, para que esto no ocurra es importante comunicarse adecuadamente, no importa si somos agresivos o pasivos en nuestra comunicación, ya que de ambos extremos es importante llegar a un término llamado “asertividad”, en donde se busca expresarse respetando al resto y a uno mismo.

Entonces, ¿cómo ser asertivo?. Como se mencionaba antes, la asertividad es un punto medio entre la agresión y la pasividad, permitiendo así el comunicar lo que pensamos, sentimos y queremos sin pasar a llevar a los demás. Para esto es importante tener claro lo que queremos de nosotros, de nuestra pareja y de nuestra relación para así poder expresarlo correctamente a la hora de conversar con tu pareja.

Utiliza expresiones que los involucren a ambos para evitar cargar con la responsabilidad de lo que esté pasando al otro o a ti mismo, “hagamos” “qué piensas de” “qué te parece” son formas de expresar lo que quieres de forma asertiva.

Y por último, ten en cuenta que una comunicación asertiva no garantiza que en tu relación no existan discusiones y peleas, ya que eso es IMPOSIBLE, pero sin dudas la asertividad facilita la comprensión de lo que desean ambas partes y del respeto mutuo que la pareja merece.