El amor, si bien es algo difícil de describir y explicar, se aprende a medida que vamos creciendo, y como todo lo que se aprende, no siempre todo es cierto. Aquí van algunos de los cuentos que más frecuentemente escuchamos.

Hemos nombrado la sexualidad, la complicidad y el compromiso como los tres componentes que deben estar presente en una relación, pero sin embargo nos encontramos con algunas personas que aún creen que es el amor en sí lo que hace funcionar a la pareja, más allá de que esto no sea cierto, el llevar esta creencia al extremo puede dañar a la relación y a las personas en ella.

Uno de los primeros cuentos que nos encontramos es que “el amor supera todo”, y este “todo” quizás sea sobrecargar demasiado las culpas al amor. Más que el amor, es lo que se decida en pareja lo que se podrá superar según lo que hayan aprendido uno del otro en la relación, lo que hayan negociado y hablado sobre los problemas. Por esto es que sólo el amor, no basta.

Otro de los cuentos es que el amor es incondicional, esto, aunque no suene de los más romántico, es una de las mentiras más grandes que podrían contarse sobre las relaciones de pareja, ya que en estas “yo te doy si tu me das”, a nadie le va a gustar demostrar amor cuando no recibe nada a cambio, y si se está en una relación así, ésta poco a poco se desgasta.

“Si se ama, no deben existir peleas” FALSO! En todas las relaciones de la vida se va a discutir con personas, sean estas importantes o no para nosotros, y la relación de pareja no está a salvo de esta verdad. Si se ama, también habrán peleas, pero estas pueden solucionarse en base a la comunicación.

Así varios cuentos se van agregando a la lista, lo importante es siempre tener los pies en la tierra y no responsabilizar al amor de nuestros propios actos, pongan como base la complicidad, la sexualidad y el compromiso y el amor se dará solo.